La Reforma horaria se hará de golpe el 2016, proponen Mohedano y Cardús a las empresas de Respon.cat

  • La Reforma horaria ha sido el tema escogido para el segundo Foro directivo de Respon.cat: introducir unos horarios más racionales y eficientes debe ser un reto de país que requiere el liderazgo de todas las parte, administración, empresas, entidades y ciudadanos.
  • Mohedano y Cardús han puesto a consideración de las empresas de Respon.cat la iniciativa Ahora es la Hora para la Reforma horaria.
  • La iniciativa se ha marcado un horizonte temporal: Tenemos un proyecto y un calendario y si en tres años no nos hemos salido terminaremos!
Joan_Pinyol_presentant_Respon.cat

Fabian Mohedano, Joan Pinyol y Salvador Cardús en el Foro directivo sobre la reforma horaria organizado por respon.cat en la Cámara de Comercio de Barcelona

Este miércoles 15 de octubre por la tarde tuvo lugar el segundo Foro directivo de Respon.cat, en el auditorio de la Cámara de Comercio de Barcelona, ​​con la propuesta de Reforma horaria.

Joan Pinyol, director general de Psikered y miembro del grupo motor de Respon.cat, ha presentado el acto y ha agradecido a los impulsores de la iniciativa Ahora es la Hora su liderazgo, ya que este es un reto que requiere que muchos agentes vez quieran dar un paso adelante, y por ello, es positivo que desde la sociedad civil hayan tenido esta iniciativa. Pinyol también ha hecho referencia a la importancia de la gestión del tiempo ya que es un aspecto básico en el modelo de empresa del siglo XXI. En este sentido, citó los datos que muestran que trabajamos muchas más horas que en otros países pero con menos productividad.

Joan_Pinyol

"La gestión de los tiempos es un aspecto básico en el modelo de empresa del siglo XXI". Joan Pinyol, director general de Psikered

Fabián Mohedano inicia la sesión hablando de situaciones cotidianas y haciendo reflexionar sobre los hábitos matinales, poniendo de manifiesto cómo se han pervertido los ritmos circadianos de las personas poniéndolos al servicio de unos horarios antinaturales que marcan nuestras rutinas y que de manera directa están incidiendo tanto en la salud de las personas como en la productividad de las empresas.

El promotor la iniciativa para la Reforma horaria justifica que ya no nos encontramos en la fase en que se había de justificar esta propuesta; hoy ya no se ha de explicar sino que en la fase actual hay que trabajar como se llevará a cabo la reforma horaria. Ya no se trata de lamentar las disfunciones horarias sino que hay una voluntad de acción.

Fabian_Mohedano_Respon.cat

"En el 2016 tenemos que hacer la reforma en Cataluña. Y por eso hay un pacto global entre todos los agentes ". Fabián Mohedano, promotor de Ahora es la Hora

Mohedano explicó que el año pasado se marcó un objetivo en el tiempo: conseguir la Reforma horaria en tres años, con pasos claros, acciones bien estructuradas y calculando los impactos. El 13 de septiembre de 2016 es el día D, aprovechando que el inicio del curso escolar es un momento muy relevante en la gestión de los horarios. Para conseguir hacerlo realidad, es necesario un pacto global entre todos los agentes implicados, entre los que hay algunos aceleradores que deben tomar especial protagonismo: administración, cultura y ocio, trabajo, educación, comercio ... Este es nuestro reto, dijo, al tiempo que afirmó que si en tres años no logramos el objetivo, terminaremos.

Salvador Cardús expresó que una buena parte del malestar que tenemos como personas y como sociedad es consecuencia de unas estructuras horarias que no nos sirven bien: estas estructuras se expresan en rutinas que damos por supuesto y que valoramos como normales. Pero estas rutinas y estructuras temporales no vienen de una decisión ni de un razonamiento sino que las reproducimos por hábito, por costumbre. Así, la familia normal no "ha decidido" a qué hora se acuesta. Sólo nos las planteamos cuando por alguna circunstancia entran en crisis. Cardús ejemplificó que si le dieran veinte y cuatro horas para estudiar una tribu, lo primero que miraría sería cómo se organizan en el tiempo y el calendario.

Tampoco los valores responden a decisiones racionales, y por ello, con retórica no educaremos los valores, sino que si queremos incidir habrá que hacerlo a través de los hábitos cotidianos, explicó el sociólogo y doctor en economía. Y aún añadió: si cada día nos levantamos en medio del desorden y con prisas, después no pidas a la escuela que eduquen en valores de respeto!

Uno de los objetivos a corto plazo -fueron indicarse es hacer difusión de las empresas que están implementar buenas prácticas para mejorar la gestión del tiempo, ya que es necesario un cambio en el modelo de gestión a la hora de dirigir las personas. En este sentido citaron ejemplos de algunas empresas, como Damm -que han pasado de tres turnos a dos- o prefabricados Plana, que han incorporado cambios horarios en el equipo de trabajo, y que pueden servir de modelo para invitar más organizaciones a replicar horarios laborales más eficientes.

Cardús, que ya hizo la tesis doctoral sobre algunos de estos aspectos, explicó que los estudios sobre los impactos están desde hace tiempo, tanto sobre las consecuencias en accidentes como la correlación con la productividad. Una mejor organización del tiempo contribuiría a compensar muchos de los desequilibrios que existen en la sociedad actual. Que la mala gestión del tiempo incide sobre la salud de las personas es una constatación no cuestionada actualmente.

Asimismo, hay que añadir que la incidencia de la organización no adecuada del tiempo va más allá y provoca impactos en aspectos diversos como la desigualdad de género, la crisis de valores, el incremento de la accidentalidad, la pérdida del bienestar, el impedimento del crecimiento personal, entre muchos otros, con estudios que avalan estas afirmaciones. Las estructuras horarias expresan unos valores y ordenar estas estructuras de manera más natural nos ayudaría a dar respuesta a estos retos sociales.

Fue más allá cuando hizo ver que las estructuras horarias expresan unos valores, de manera que si nuestra sociedad quiere realmente fomentar la igualdad lo que hace falta es cambiar los horarios y la organización horaria, que se reproduce en otros retos sociales: ir a la raíz de muchos retos sociales requiere modificar la estructura horaria, dijo Salvador Cardús. Para justificar esta manera de abordar el problema, el profesor estableció la comparación con los carros de la compra de los supermercados: era una lástima que la gente no volviera el carro a su sitio por civismo, pero cuando inventaron el mecanismo de la moneda consiguieron que ahora todo el mundo los vuelva. Haciendo el paralelismo, planteó que el cambio horario sería una manera de inducir otros cambias.

Tras defender este uso instrumental de la reforma horaria, Cardús defendió que no podemos cometer el error de recurrir únicamente a argumentos de racionalidad económica y social. En este sentido, afirmó que hay que asumir plenamente como objetivo que hay que disponer de más tiempo de libre disposición, y que el nuestro es un proyecto a favor de la libertad. En la misma línea de marcar un reto con un horizonte temporal que había hecho Mohedano, Cardús afirmó que si en tres años no nos hemos salido terminaremos! Tenemos un proyecto y un calendario.

Intervenciones de los participantes

Los invitados habían manifestado el interés en recibir las consideraciones de las empresas miembros, ya que el grupo de personas que lidera la iniciativa piensan cosas muy diferentes en otros ámbitos, pero en torno a la gestión del tiempo todos tienen una visión plenamente coincidente.

Una de las intervenciones abordó si la existencia de iniciativas diversas en la materia era suficientemente positivo. Cardús mostró respecto a iniciativas como la de la racionalización de los horarios españoles, pero que ésta tenía una intencionalidad más aún a sensibilizar en los más de diez años que lleva, mientras que la iniciativa catalana ha querido seguir una estrategia diferente, con un objetivo en el tiempo, y un marco legislativo en Cataluña.

Josep Maria Canyelles manifestó que la cultura organizativa de las empresas y organizaciones en general quizá no estaba suficientemente preparada, ya que a menudo a pesar del discurso es demasiado antigua, y queda muy lejos de una dirección por valores o modelos que favorezcan una implicación del col colaborador en la empresa, más basada en el rendimiento que en la presencialidad. El punto de vista de Cardús es que hay que forzar el cambio de forma que todas las empresas deberán adaptarse y dar un salto hacia formas más competitivas.

Desde la Fundación Claror se manifestó que hay que involucrar a todo el mundo porque el contexto competitivo marca, lo que pueden apreciar en el sector del ocio donde actúan. En este sentido, consideraron que habría algún marco normativo que estableciera una regulación y una orientación. Cardús remarcó que ciertamente la acción debe ser coordinada para cambiar simultáneamente los elementos clave. Esto es como el euro: el cambio se debe hacer en un día concreto, en aquellos aspectos más determinantes, y es por eso que proponemos en septiembre del 2016.

Alguna intervención se mostró escéptica sobre el éxito de la propuesta si se vehiculaba como una imposición. Para Mohedano, estos cambios que se proponen no se pueden percibir como una imposición. La voluntad es que la inercia natural se convierta en la normalidad, ya que en realidad ya pesar de que no seamos muy conscientes la imposición es el modelo actual. Es cierto que los cambios tienen muchas resistencias, pero también hay que decir que la gente está mucho más motivada. Para Cardús, ante la sensación de imposición de un cambio, hay que hacer ver que ahora también vivimos impuestos, ya que no es una decisión libre.

Llevar a cabo estos cambios estructurales pasa por revisar aspectos tan simples de nuestra cotidianidad como los horarios de la programación de televisión. Joan Pinyol nos hace notar que estas simplicidades marcan de manera clara las rutinas que percibimos como normales, por lo tanto debemos tener en cuenta que los cambios estructurales se deben implementar de manera simultánea a todos los niveles.

El acto se cerró con un refrigerio con la intención de generar un espacio de encuentro e intercambio entre los presentes. Las personas presentes fueron de empresas miembros de Respon.cat junto a otras empresas invitadas que han mostrado interés por la iniciativa Respon.cat.

Anterior Respon.cat participa en el acto de clausura del programa europeo COGITA en Bolonia
Següent Clausura del programa COGITA en Bolonia

También te podría interesar

Iniciativa para la Reforma Horaria: Acto de presentación del Anuario 2014

  Acto de presentación del Anuario 2014       Intervienen: Enric Crous director general del Grupo Damm Arnau Queralt director del Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible (CADS) Lluís

Hemos presentado Respon.cat al conseller de Territorio y Sostenibilidad Santi Vila

De izquierda a derecha: Narcís Bosch, Josep Santacreu, Santi Vila, Josep Enric Llebot, Josep Maria CanyellesEl consejero Santi Vila ha acogido con buen entusiasmo la puesta en marcha de esta

Crecen un tercio las organizaciones asociadas para promover la Responsabilidad Empresarial en Catalunya

La iniciativa Respon.cat crece un 35% en los últimos meses y muestra un aumento sostenido de las empresas sensibles a la RSE y comprometidas en promoverla activamente. Más de la